CINELUX con el deporte

Posted by Cinelux in Noticias

TITAN DESERT 2015 Diario de Javi Pascual, participante de la X edición.

Ya ha pasado más de un mes desde que se terminó esta gran aventura. Digo aventura y no carrera porque realmente lo que se vive en el desierto Marroquí es eso exactamente: una aventura.

Lo que me llevó a participar en una de las carreras más duras de mountain bike en la modalidad de etapas fue que quería vivir esta 10 edición de la Titan Desert y que no me la contasen, encontrar mis límites tanto en lo físico como en lo mental corriendo en el desierto, con el condicionante de las altas temperaturas que en esta edición llegaron a 47 grados y terrenos muy pedregosos, paso de dunas, arena y más arena.

javi_pascual_cinelux02Esta X Edición de la carrera discurrió del 27 de abril al 2 de mayo del 2015 y constaba de 6 etapas con más de 600km.

Durante estos días todos los participantes (que en esta edición llegaríamos a ser 615) dormiríamos en haimas muy parecidas a los que usaban los antiguos bereberes. 3 participantes por cada haima, equipada con colchones y mantas.

Dentro de esas ciudades en miniatura teníamos servicio de desayuno, comida y cena y una zona de bar-relax que, al finalizar cada etapa, se convertía en el punto de encuentro de todos los participantes y que realmente es lo que me más me ha gustado de la experiencia ya que, al no disponer de dispositivos móviles, el trato humano, conocer a los que serían tus nuevos amigos… sería lo mejor de esta edición de la Titan Desert.

También dentro de esos campamentos los participantes disponíamos de servicio de mecánica para la bicicleta así como fisioterapia.

A continuación os dejo parte del diario que escribí durante esos días.

 

1ª Etapa: Boumalne Dades – Aknoiun. 115 km. 2700m

“Como de costumbre nos despiertan a las 6 de la mañana (la salida está prevista para las 08:00). Mi cuerpo no ha descansado bien, ya sea por los nervios o por dormir a 1600m, pero sé que he entrenado bien y esta etapa será la más importante: se podrán hacer muchas diferencias y quiero salir a por todas pero, sobre el perfil, sé que será durísima.”

El terreno era muy pedregoso y se subía a 3 grandes puertos.

“Dan la salida y no quiero guardar nada de nada. Salgo a mil, veo el pulsímetro y veo que voy altísimo de pulso pero sigo dando lo mejor de mí. Voy organizando grupos para ir dándonos relevos pero ya en el kilómetro 25 empezamos a subir un puerto de más de 25 kilómetros con rampas sostenidas a mas del 10%, lo que hace que cada uno suba a su ritmo.El primer puerto lo paso muy bien, voy con fuerzas.”

Pero en un momento dado empezó mi festival de calambres. No podía hacer fuerza y los kilómetros pasaban muy lentos. En las bajadas tampoco se podía recuperar, eran muy rápidas y pedregosas, con mucho peligro. Fue realmente el día mas duro para mí, perdí más de 20 minutos en paradas para estirar las piernas pero tenía que terminar la etapa sí o sí.

Y lo conseguí después de más de 7.18h. Posición164 de la general y 54 de la categoría master. Estaba feliz, no por el puesto sino por terminarla.

Algo importante de la dureza de esta etapa es que la organización había previsto 10h máximo para esta etapa. Pero si hubieran cerrado la carrera a esa hora más de 250 participantes se habrían quedado fuera.

 

2ª Etapa: Akmouin-Toughach. 113 km,  937m positivos

Después de la gran dificultad de la etapa anterior estuve todo el día recuperando: fisio, compex y descanso y la verdad que me levanté con buenas sensaciones a pesar del campamento situado a 2000m y de la noche bastante fría, pero había que darlo todo si quería recuperar el terreno perdido en el día anterior.

Con ese objetivo salí a tope por una pista ancha con mucha piedra y pequeños bancos de arena que produjo mas de una caída y con muchas roderas pero lo importante era dar todo y coger un buen grupo con el que rodar. En esta edición el viento de cara ha sido constante en cada etapa, y le daba un plus muy grande de dureza.

Durante los primeros 30 kilómetros llevaba una media de mas de 35km/h y las fuerzas estaban intactas, me encontraba en un grupo de unos 10 participantes. En esos grupos el estrés es muy grande ya que tienes que ir pendiente de mirar al suelo y a la rueda que te precede para no hacer el temido afilador o, como me ocurrió a 10 kilómetros de meta, que se apartó el que iba por delante y “me comí” una rodera y me caí a más de 30 km/h, pero tenía a mi ángel de la guarda: una caída tan rápido y tan fea son las que te llevan al hospital. A mí no me pasó nada salvo unas abrasiones y de ahí hasta meta rodé dándolo todo. La verdad es que me lo pasé bien y poco a poco fui encontrando a participantes con los que compartiría muchos kilómetros en esta Titán.

El resumen de esta etapa: 3.56h a 28.4km/h. Puesto 79 de la general y 29 de 201 en master. Muy contento y feliz porque la carrera marchaba muy bien.

3ª Etapa: Tougahach-Lamdouare. 113km, 1128m positivos

Esta etapa sería la primera de las llamadas etapas maratón y explico en qué consiste: el corredor tiene que transportar todo lo que pueda necesitar para la etapa ya sea saco de dormir, muda para cambiarse al día siguiente, herramientas, etc..Al término de esta etapa no se dispone de ningún servicio de mecánica  ni fisioterapeuta, no se puede recibir ayuda externa de ningún tipo y los 600 participantes duermen todos juntos en dos haimas comunes.

Tuvimos que cargar las bicicletas y mochilas tipo camel back con todo lo necesario. En mi caso seguro que llevaba casi 1500 gramos extras. Durante esta etapa sufrí una caída muy mala sobre el km. 15 que me provocó un esguince de rodilla y me impidió ponerme a pedalear de pie, lo que a la larga me provocaría una contractura de toda la pierna. Pero esto no impidió que esta etapa fuese una de las que mas contento estoy.

La etapa fue durísima por el viento. Iba muy bien colocado y enseguida pude unirme a un grupo numeroso, sabía que eso sería mi salvación.

El terreno, como los días anteriores, era duro y pedregoso y encontramos pasos de ríos secos con grandes piedras. Además, a partir de esta etapa el calor y el viento de cara subió exponencialmente, lo que hacía más peligroso rodar en grupos aunque todos nos intentamos apoyar el uno en el otro para rodar rápido y reservar el máximo de fuerzas.

En mi caso iba en un grupo que, creo, no me correspondía. Aún así lo di todo para llegar a meta. El que antes llegase podría escoger los mejores sitios en la haima común. Sólo el pensar que podría reservar esos sitios de privilegio, me empujaba en los momentos malos, que fueron muchos.

Pero otra vez cruzo la meta. 4.41h. Puesto 99 de la general y 30 en la categoría master. Estaba más que feliz.

 

4ª etapa:  Lamdouare-Erg Znaigui. 98 km. 585m positivos

Segunda parte de la etapa maratón.  Debíamos transportar encima todo lo necesario para pasar estas dos etapas (herramientas, saco  de dormir, suplementación  deportiva, culotte y maillot) pero en esta ocasión dejé el saco de dormir en la haima común ahorrando unos 500gramos.

El campamento de la etapa maratón estaba situado en medio del desierto junto a una formación rocosa muy sugerente a la que llaman “la montaña de la Momia” ya que ahí se rodó secuencias de la película la Momia.

Volviendo a lo deportivo esa noche, por raro que fuese, había descansado y me levanté sobre las 5 de la mañana. Necesitaba ir al servicio (notaba que algo no marchaba muy bien dentro de mi estómago y habría que reponer fuerzas en una etapa que se preveía que sería durísima… como así fue)

Puntualmente nos dieron la salida a las 08:00 y enseguida todos sacamos fuerzas de donde no había para colocarnos en los mejores grupos y protegernos del fuertísimo viento de cara que sufrimos durante toda la etapa. El terreno era muy pedregoso y como cada vez íbamos más al sur, los bancos de arena eran algo común. Tendríamos que bajarnos de la bicicleta ya que las ruedas se quedaban hundidas en la arena.

Esta etapa, junto a la primera, fue la más dura en lo físico y en lo mental. Me quede solo en más de una ocasión y sufría mucho en la lucha contra el viento, muy dura, sumándole que no podía ponerme de pie a pedalear, lo que era más duro en lo físico. En este tipo de pruebas tienes que tener mucha fuerza mental para no abandonar.

Yo sabía que no iba mal situado en la etapa y en eso que me adelanta un grupo numeroso justo en la entrada de un chott-lago salado- de unos 6 km de longitud que contrastaba con el paisaje reinante. De ahí a meta quedaba muy poco así que  toco dar el 110% y al atravesar la meta alguna lágrima de alegría se cayó por haber terminado una etapa durísima.

El resultado de esta etapa fue: 4.46h. Posición 140 de la general y 44 de la master.

P.D. Un dato importante que dice mucho de esta etapa fue la bajísima velocidad media de 19.6km/h para sólo 500m positivos.

 

5ª etapa: Erg Znaigui-Merzouga. 102 km. 510m positivos.

Esta etapa era la más temida por casi todos los participantes: 100km de total navegación a lo que habría que sumar el paso del cordón de dunas Erg  Znaiguin con una temperatura altísima, unos 47 grados.

Cuando hablo de navegación me refiero a que la organización nos dio 6 puntos de coordenadas los cuales introducíamos en el GPS y éste marcaría una ruta que no estaría balizada como en las etapas anteriores, causando miedo e inseguridad en los participantes.

Bueno, sabiendo que este día podría ser largo y con calor, cargo de agua llevando encima un poco mas de 2,30L y me tomo sales minerales. Una de las peculiaridades que tiene el desierto es la ausencia total de humedad por lo que hay que hidratarse constantemente: el cuerpo parece que no esta sudando y en realidad te estás deshidratando.

Con esto salgo a lo que puedo. Esta vez las pulsaciones ya no suben como en días anteriores pero no quieres perder la estela de los demás participantes y te quieres posicionar bien para el paso del cordón de dunas, el cual era realmente espectacular. Con un color intenso naranja y una arena gruesa, la verdad es que te sobrecogía lo pequeño que eres para inmensidad de dunas que te rodeaban por todos los lados. Aquí ciclar con la bicicleta era una tarea casi imposible ya que se hundía las ruedas en la arena, así que me tocó arrastrar la bicicleta durante mucho tiempo.

En esta etapa era normal rodar juntos por el temor a perderse pero quise arriesgar para tener una mejor clasificación general. Así que partí solo de un grupo de unos 10 participantes. Pensaba que si daba un rodeo a una montaña podría ganar mucho tiempo pero después de rodar totalmente solo durante 9km, saltó una alarma en mi cabeza: el calor asfixiante y no ver a nadie me hizo pensar que mi integridad corría gran peligro y, después de valorar bien la situación, decidí volver por donde había ido. La huella que te deja el GPS me ayudó y cuando volví al punto me empecé a encontrar participantes que estaban buscando el paso de control 4, el cual era de paso obligatorio: no pasar por él estaba penalizado por la organización con 4 horas. Encontrar este punto fue dificilísimo, la organización lo situó con un error de más de 2 Km., hubo participantes que perdieron mas de 2h buscando este punto a más de 47 grados….

Después de pasar por el CP4 tenía muchas piernas e iba recuperando posiciones pasando muchos grupos muy rápido, pero había hecho 20 km de más y había perdido mucho tiempo en la búsqueda del CP4.

Terminé con un tiempo de 6.36h. Posición 190 en la general y 69 en master.

Aún así, lo peor estaba por llegar: mis dolores abdominales se convirtieron en una gastroenteritis, por cierto algo común entre los participantes de la Titan Desert.

 

6ª etapa:  Merzouga-Maadid. 65 km. 303m positivos

La gastroenteritis me impidió comer, estaba bastante débil pero sabía que tenía que meter algo de comida en el estómago. Sabía que, aunque la última etapa no sería la más dura, había que ser finisher sí o sí. Para ello, después de beber bastante suero oral decidí cenar algo. Con esfuerzo lo conseguí y pude descansar más o menos bien.

Y por fin llegó el día de la última etapa. La gente estaba más tranquila, mentalizada de que había que terminar esta etapa sin ningún percance. Pero en cuanto dieron la salida muchos salimos a mil, entre ellos yo. Era una pista dura y muy ancha. Misteriosamente yo tenía piernas y fuerzas, nadie me adelantaba y me sentía fuerte

Pasada una hora de carrera empecé a notar un fuerte centrifugado en el estómago y tuve que bajar el ritmo. Tuve que parar hacer mis necesidades fisiológicas y aliviar ese dolor y al reanudar la marcha volvía bastante fuerte pero ya había perdido mucho tiempo y mi único interés era pasar por el arco de meta.

javi_pascual_cinelux01Después de  3 horas lo logré. Anteriormente había gritado al cielo por lograr este gran reto, por haber solventado todas las zancadillas que te pone esta carrera. Pero había conseguido un sueño que perseguía desde hacia muchos años y no era otro que ser FINISHER.

Los datos de la etapa fueron 3h, puesto 169 de la general y 61 de la posición master.

En la clasificación general obtuve el puesto 128. Creo que, de no haberme caído, no haber pasado una gastroenteritis y la perdida en la etapa de navegación, hubiera estado entre los 100 primeros.

Pero en eso consiste la TItan Desert: una carrera llena de incidencias donde salir indemne de cada etapa es muy complicado.

La verdad es que estoy muy feliz por haber terminado con éxito esta X Edición de la Titán Desert.

Quiero dar las gracias a mi amigo David García, el cual ha sido importantísimo en poder lograr este sueño y ojalá en el 2016 podamos estar juntos en el desierto: ese sí que sería mi mayor sueño.

 

Javi Pascual

16 Jul 2015